800x6001024x768Auto Width
Santiago se fue de rumba PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Administrator   
Viernes, 04 de Septiembre de 2015 12:34

Tomado del periódico digital Sierra Maestra

 

rumba santiago de cuba

Las clases de rumba animaron la Casa del Caribe. FOTO­ Paolo Antonelli y TEXTO Madeleine Sautié

 

La Ruta de la Rumba llegó ayer desde Guantánamo a esta heroica ciudad para concluir su itinerario, iniciado desde Pinar del Río, hasta el oriente de la Isla. La Casa del Caribe fue la institución anfitriona en cuyos predios tuvieron lugar las actividades asociadas al festival de la Rumba, Timbalaye, proyecto liderado por los bailarines y profesores de danza Ulises Mora e Irma Castillo.Orlando Vergés, director de la Casa, recibió, junto a otros funcionarios del recinto, a la delegación del evento que participó en una demostración de clases folclóricas a cargo de especialistas en la materia, pertenecientes a la propia institución.

En un aparte, Vergés se refirió a las peculiaridades de la rumba santiaguera, y la consideró más cadenciosa y amoldable que otras, debido a que la llegada de este género a principios del siglo XX a la región se aclimata a las condiciones que encuentra, tales como la sobreabundancia del complejo franco haitiano cubano y esto es lo que la hace diferente.

En la tarde los lugareños acudieron al llamado del tambor de  Rumba Aché y Kokoyé, este último considerado el proyecto de rumba más interesante con que cuenta la ciudad, un grupo experimental fundado en la Casa.

Con la presencia de la Ruta en Santiago concluye el recorrido que durante diez días se ha propuesto Timbalaye al llegar hasta diversos puntos de la Isla, para reactivar la presencia de un sinnúmero de focos rumberos, al hacerlos actuar para la ocasión, independientemente de los es­pacios habituales en que estos se explicitan.

El epílogo del festival tendrá lugar próximamente en La Habana, con la actuación de agrupaciones folclóricas de todo el territorio y la certeza de que el periplo constituye una prueba irrefutable de los valores de la rumba y de sus sobradas condiciones para que sea considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar