800x6001024x768Auto Width
Inició 35 Festival del Caribe dedicado a la Mancomunidad de las Bahamas PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Ania beatriz Morales Zamora   
Jueves, 09 de Julio de 2015 14:15
Foto: Jorge Luis Guibert

Foto: Jorge Luis Guibert

Escrito por M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón


Desde esta tarde comenzó en Santiago de Cuba la historia breve de siete días, hasta el 9 de julio, del 35 Festival del Caribe, ese encuentro que trae a la ciudad una mezcla única e insuperable de culturas populares de pueblos hermanos de la región y de latitudes remotas, ávida de mostrarse en todo su esplendor para saludar el ya cercano medio milenio de la localidad que los acoge como solo saben hacerlo los santiagueros.

La cita inaugural fue en el “Heredia”, quizás el primer saludo oficial a la Mancomunidad de las Bahamas, país invitado de honor en 2015, y ocasión para dar a conocer que ya la Casa del Caribe trabaja en la organización de la Fiesta del Fuego de 2016 que estará consagrada a la cultura popular de Costa Rica.

Foto: Jorge Luis Guibert

Foto: Jorge Luis Guibert

Lapso breve el de una semana pero inmenso y mancomunado el esfuerzo durante un año, cuando en julio de 2014 se oficializó el Festival saludaría el aniversario 500 de la villa y que sería Bahamas la nación homenajeada.

Como cada tres de julio, esta vez Orlando Vergés, director de la Casa del Caribe, igualmente se esforzó por sintetizar en cuatro cuartillas el significado de la Fiesta del Fuego, sus añoranzas, el alcance insondable de hermanar culturas y de ponderar lo tradicional y ancestral que palpita en cada pueblo.

No se detuvo en el esfuerzo realizado ni en los obstáculos vencidos ni en el desvelo por cada detalle, algo cotidiano en la Casa en cada Festival, pero sí recordó, que el arco que forman las islas de la Mancomunidad se extiende desde las proximidades de la Florida, y el islote más cercano a Cuba está a escasos 12 kilómetros de la costa oriental cubana, de ahí la posibilidad de que el carácter festivo y la fama de hábiles bailadores que tienen los bahameses se debiera a que algunos cubanos habrían cruzado a Las Bahamas, por la proximidad geográfica.

Lo precedente: el nexo entre pueblos es lo usual en la Fiesta del Fuego, un encuentro que como dijo Vergés, ha fundado amores y desamores, alegrías y lágrimas, felicidad y sentido de pertenencia; se ha convertido en acontecimiento respaldado por el pueblo y las autoridades; “es realmente, un producto caribe porque ha permitido que los pueblos se expresen y que la gente común se encuentre y comparta, en un acto de fe y apego a la solidaridad humana”.

Foto: Jorge Luis Guibert

Foto: Jorge Luis Guibert

El otro momento de la apertura fue la entrega del Premio Internacional Casa del Caribe para el poeta Waldo Leyva, con las palabras hermosas de otro poeta: Marino Wilson Jay, y para fundadores (vivos) del Festival con un mensaje como salido del corazón, para Fátima Patterson, Gladys González Bueno (La India), Agustín Mateo, Manuel Alejandro Ruiz Vila, Abelardo Larduet, Alexis Alarcón, Carlos Padrón, José Ramón Balaguer…

Entonces irrumpieron en el escenario del “Heredia” la música, el color, el sonido, el ritmo del Caribe para echar a andar siete días inolvidables en los que estarán en la ciudad más de 1 150 visitantes de 42 países –record en asistencia de naciones– , incluidos más de 300 bahameses, que se unirán a más de 2 000 cubanos (artistas populares e intelectuales santiagueros y de otras regiones de Cuba) para compartir en más de 40 áreas repartidas en la Cuna de la Revolución Cubana, una sede excepcional para un festejo único.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar