800x6001024x768Auto Width
LO ÚNICO QUE SALVA A UN PAÍS ES SU CULTURA: Entrevista a Eduardo Sosa. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Alexis Castañeda Borys   
Lunes, 25 de Febrero de 2013 19:17

Recurrir a figuras insignes de la trova tradicional como lo fueron José (Pepe) Sánchez, Manuel Corona, Alberto Villalón, Rosendo Ruiz, Miguel Companioni, Eusebio Delfín, Graciano Gómez, Oscar Hernández, María Teresa Vera, Salvador Adams y Patricio Ballagas entre otros, es acudir a la métrica que avala una cadencia musical de textos llenos de profundo lirismo que inducen a una reflexión y análisis cada vez más exhaustivo de un tema que conlleve al rescate de un género que ha transitado por más de varios siglos dignificando a la cultura cubana.

Leerse una partitura de los juglares de la trova cubana es casi para articularse con melodía y acordes, que dejaron en claro la célula afectiva hombre-mujer-guitarra-canción. Conversar con el cantautor Eduardo Sosa  es  una invitación a beber de la autenticidad y cubanía de este cubano reyoyo, que de manera sutil alegó en esta entrevista todo un sentido identitario a la trova.

Sosa: Siempre es un placer venir a Santiago. En cualquier pedacito donde yo esté me siento como pez en el agua, lo disfruto mucho, yo no me encierro en el hotel,  salgo a caminar, a conversar con la gente.

Alexis: ¿Cuál es su apreciación y percepción de la trova en los medios de difusión masiva ante las nuevas tendencias musicales dentro del género?

 

Sosa: La  trova en todo en el  país no tiene el espacio en los medios que debe tener, se escucha poco, además  no hay espacios caracterizados para la trova excepto en el Centro Pablo de la Torriente Brau, de ahí en fuera ni siquiera las Casas de la Trova están especializadas para el género. Sin embargo, están definidas para el turismo, para la venta de semillitas…Hubo que reabrir la Casa de la Trova emblemática en Santiago de Cuba, hubo que reabrir el espacio verdadero y tal vez ahí más o menos vaya funcionando, pero lo otro no es Casa de la Trova. Dialogué una vez con Abel Prieto, y le  manifesté la necesidad de preservar el  espacio de la Casa de la Trova, que no tiene nada que ver con el turismo que viene en busca de placer y toda esa historia. Tener un espacio como la Casa de la Trova para nosotros es retomar el legado de todos los que de una manera u otra dieron vida a la guitarra.

Alexis: ¿Y qué perspectivas vislumbras?

Sosa: En la  medida en que se vayan caracterizando los espacios dedicados al género trovadoresco, se podrá apreciar un poco más nuestra música, la televisión y la radio deben darle un espacio a la cultura, aparte de brindar entretenimiento, porque esto contribuye al crecimiento humano. A veces te das cuenta de que la programación de un espacio radial o televisivo está totalmente llevada al gusto del realizador, al gusto de quien está al frente del programa, y no en todos los casos hay una persona culta y preparada para enfrentar una tarea que lleva implícita tanta responsabilidad como es un medio de prensa. Sólo tienes que sentarte a conversar con algunos de ellos para que te des cuenta por dónde van sus gustos, por dónde van sus perspectivas, por dónde van sus ambiciones…

Alexis: La trova en los ochenta conmovió y motivó a muchos jóvenes a incursionar en el género. ¿Crees posible que la trova recupere el espacio de esos  años?

Sosa: Pienso que en la medida que la sociedad cubana reconquiste los caminos de la trova, tal vez logre nuevamente tener el espacio que tuvo en los ochenta, porque hay buenos exponentes en todo el país,  desde San Antonio hasta punta de Maisí, que muchas veces se pierden por las necesidades económicas, viéndose obligados a incursionar en otro tipo de  música para vender, para comercializarse y tener  su casa asegurada con lo necesario. Pero hay trovadores buenos en todo el país, es una pena que con tanta riqueza musical que tenemos, se escuche tanta cosa banal.

Alexis: La trova inspira belleza y amor a lo largo  de la historia. ¿Perdurará  la trova en el corazón de sus protagonistas?

Sosa: La trova tiene salud, lo que pasa es que no está  en el lugar ni en los medios de comunicación de la forma en que  debería estar. Que no le quede dudas a nadie, después del triunfo de la Revolución en Cuba,  musicalmente lo más importante de Cuba para el resto del mundo es la trova. Si  vas a Argentina, Chile, y toda esa zona de por allá abajo e incluso, Europa, y preguntas sobre música cubana, te van a hablar de la trova. Recuerda que lo único que salva un país es su cultura y si no le ponemos atención a la Cultura Cubana, vamos a terminar siendo otro país globalizado.

Un hombre capaz de señalar caminos y defenderlos a través de toda una obra humana y musical, que ha impregnado a la trova cubana del sentido más autóctono de la lírica de estos tiempos, ese es Eduardo; quien ya esculpe nuevas partituras con su guitarra, descubriendo en la poesía la máxima expresión  de una página abierta al legado  musical cubano en el orbe. Porque como el mismo expresó: ¨LO UNICO QUE SALVA A UN PAíS ES SU CULTURA¨.

 
Únete en Facebook

Ballet de Camaguey

Vínculo al Sitio La Papeleta

EcuRed: Enciclopedia cubana. Conocimiento con todos y para todos