800x6001024x768Auto Width
Entrevista a Guillermo Villarreal, director de orquesta mexicano PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Noris Pelier Rey   
Viernes, 11 de Enero de 2013 00:00

El próximo sábado 12 de enero, la Sala Dolores acogerá un concierto único de la Orquesta Sinfónica de Oriente, esta vez bajo la batuta del reconocido director mexicano Guillermo Villareal, una de las figuras más importantes dentro del panorama de la dirección orquestal en su país, director titular de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Nuevo León y director artístico de la Escuela de Artes Musicales (orquestas, coros y bandas juveniles) de la misma localidad. También es director asociado permanente y honorario de la Orquesta Sinfónica de Oriente en Santiago de Cuba.

Ha recibido numerosos e importantes distinciones como el Premio de la Juventud (1997), que es la más alta distinción que otorga la Presidencia de la República Mexicana a un joven artista, y el Premio a las Artes Universidad Autónoma de Nuevo León, en la especialidad de artes auditivas. Solo en México ha dirigido más de treinta orquestas sinfónicas. En Cuba, es director huésped habitual de las orquestas de Matanzas, Camagüey, Holguín, y del Conservatorio Amadeo Roldán, entre otras.

En vistas de la presencia de tal personalidad en nuestra tierra, el equipo de Comunicación de la Dirección Provincial de Cultura en Santiago no podía perder la oportunidad de entrevistarlo para dar a conocer al público un adelanto de lo que será este importante concierto, así como de la visión y perspectivas de este artista.

-La Orquesta Sinfónica de Oriente se caracteriza por adaptar al formato sinfónico los ritmos nacionales. ¿En el concierto del próximo sábado se interpretará algún tema con estas características?

-No, en esta ocasión  no habrá.

-¿Qué obras incluye el repertorio del concierto próximo?

-Es un programa muy ambicioso. La primera obra será "El idilio de Sifrido", que constituye la más íntima de Richard Wagner, una obra que denota esperanza después de la tormenta, una composición de tiempos difíciles que el autor dedicó a su hijo. Es muy profunda y bella. La Segunda Sinfonía de Brahms tomará otro momento de la noche, es una obra extensa, de aproximadamente 40 minutos. Y para finalizar la velada, la orquesta interpretará la suite de ballet "Espalda Mojada," de Paulino Paredes Pérez, importante compositor mexicano del siglo XX.

-Maestro, a propósito de Paulino Paredes, usted fue la primera persona, en el 2003, en publicar un libro sobre él. ¿Qué fue lo que más le inspiró y cuál cree usted que sea el mayor legado que dejó esta figura a la música?

- Yo pienso que una de las cosas más importantes que hizo, aún sin el mismo pensarlo, es que se convirtió en el único representante del nacionalismo musical mexicano en el norte del país. Nos acercó a la corriente nacionalista y se mantuvo dormido 40 años, pero el año antepasado la música de Paulino volvió a la Sinfónica Nacional de México.

-Teniendo en cuenta que la Orquesta Sinfónica de Oriente celebró recientemente su 50 Aniversario, y visto que usted ha trabajado con ella en diversas ocasiones, me gustaría que me dijera lo que a su opinión distingue nuestra orquesta de otras del mismo formato.

-La Sinfónica de Oriente suena a santiaguero, a esa sinceridad, ese carácter que ustedes tienen, esa fuerza; el santiaguero es una persona que se da y eso transmite su música. Es una orquesta orgullosa de ser lo que es y esto expresa en sus notas.

-Usted señaló en una oportunidad que es muy importante que los miembros de Escuelas Musicales conozcan la experiencia de ser dirigidos por una batuta diferente a la de su titular. ¿Podría justificar su criterio desde el punto de vista de lo que considera usted que esto aporta a los músicos?

- Si, pienso que siempre es una gran experiencia porque cada orquesta tiene un sello característico propio, es importante que sea dirigida por otras personas porque se enriquecen con nuevos conceptos musicales, incluso pueden modificar su sonido. Es increíble como al cambiar al director las cosas suenan distintas. Siento eso cuando veo a otros directores trabajar, las cosas pueden sonar diferentes aún tratándose de la misma obra. En Camagüey, en Matanzas, en Holguín, son distintas las características propias. Yo, para mi trabajo, estudio la música y los movimientos salen de acuerdo a lo que me va pidiendo la obra, es tomar la raíz del concepto musical para llegar a algo. Por eso para mí es bien importante que una orquesta cuente con un equipo de directores.

-Maestro, conocemos que por sus más de veinte años de trayectoria musical usted fue seleccionado  para el Programa de Creadores Escénicos, y que a partir de este año será acreedor de un estímulo económico para trabajar en esto. ¿Podría comentarnos qué planes tiene con este proyecto?

-Me siento bien honrado por haber sido seleccionado para este programa, es una de las máximas aspiraciones que puede tener un músico mexicano. Estoy muy contento con eso porque es un proyecto en el cual voy a dar a conocer la obra de seis compositores del noroeste de mi país, voy a grabar las experiencias de las orquestas en México, Cuba, Costa Rica y otras partes del mundo, y sobre todo tendré la oportunidad de editar la obra para al final dejar unas 14 a 16 obras en 3 años que durará el programa.

 
Únete en Facebook

Ballet de Camaguey

Vínculo al Sitio La Papeleta

EcuRed: Enciclopedia cubana. Conocimiento con todos y para todos