800x6001024x768Auto Width
Okan tiene la palabra, música popular bailable cubana protagonizada por féminas (III) PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Yorisel Andino Castillo   
Viernes, 24 de Agosto de 2012 00:00

E: La idea de la belleza ha sido un concepto primordial en la mayoría de las agrupaciones bailables femeninas; muchos incluso al momento de emitir juicios valorativos, subordinan las cualidades musicales a tales códigos estéticos; ¿qué rol le atribuyen a los términos Imagen y Proyección escénica en la agrupación?

Marta E: Yo como directora tengo exigencias muy claras, porque somos mujeres, somos femeninas. No obstante esto sucede también en muchas formaciones masculinas, porque somos artistas. La palabra es que somos artistas y cuando vamos a trabajar, a subir a un escenario, se supone que debes proyectar la mejor imagen posible, porque vamos a estar trabajando para un pueblo. Las personas van a estar prestando su atención todo el tiempo y si no cumples las expectativas puedes decepcionar a tu público.

Liudmila: La imagen que se proyecta es un elemento muy importante que complementa lo que estás musicalmente interpretando. Considero que lo primordial es mostrar al público la sensibilidad y el amor expresado en cada canción, de modo que en su totalidad se genere un mensaje que llegue al espectador, que nuestra imagen sirva para identificar lo que decimos. Soy una persona sencilla, me gusta lo que hago y lo hago bien, lo importante es que la música llegue al que está del otro lado del escenario.

Anita: Esta agrupación tiene un estilo propio, considero que música e imagen expresan lo que somos como artistas, y es un elemento esencial para nuestra promoción, que dicho sea de paso, creo que tratándose de una de las pocas agrupaciones femeninas representativas en la provincia, es necesario  brindarle mayor atención en los medios de comunicación. Para mí la esencia está en disfrutar cada presentación, esa es la mejor manera de llegar a los demás.

Fabiola: Trato de tener una imagen respetuosa, elegante y cubana, proyectando a un músico que respeta su oficio, respeta al público y a sí mismo, tratando de que lo que hago llegue al corazón del que escucha y nos ve. La imagen siempre es algo que influye positiva o negativamente, y en estos tiempos se ha vuelto muy importante, incluso para muchos, es lo más relevante. Pienso que cuando existe buena música y el público siente lo que se le ofrece, la imagen queda en un segundo plano. Entiendo que casi siempre es un gancho comercial, para captar la atención. Creo que la imagen que proyectamos es parte del respeto al público del que hablaba anteriormente, pero  pienso que la música es lo fundamental.

 

Las integrantes de Okan en la entrada del Patio Los Dos Abuelos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Marta E: Ahora, yo como mujer y directora de orquesta pienso que en el caso de nosotras es diferente. La mujer, trabaja un poco más en cuanto a la imagen, que incluye el cabello, las uñas, elementos como el calzado, vestirse de acuerdo a la silueta corporal, buscar de acuerdo a ésta aquello que le luzca bien.

En estos momentos estoy trabajando un poco más no sólo en lo que proyectamos en la tarima, sino fuera de ésta, porque nosotras somos una orquesta femenina de Santiago de Cuba. Yo soy presumida  y eso se lo trato de inculcar a ellas. Sucede que tú puedes andar por Enramadas y es bonito que la gente te reconozca y admire como a la integrante de Okan. Porque ya no van a decir "por ahí va Fabiola", sino "por ahí va la flautista de Okán", pues ya tenemos un nombre como orquesta y eso hay que cuidarlo. Todo esto es complicado, aunque a veces no hace falta tener tanto sino saber escoger y combinar. Me gustaría sentirme orgullosa de que las personas nos reconozcan donde quiera que estemos y tengan una buena opinión.

E: ¿Qué vías de promoción han resultado más accesibles y eficaces en la relación Okan-Público?

Marta E:  Mira, han existido intentos por promocionarnos a un mayor alcance, pero aún me siento insatisfecha. En los últimos tiempos nos hemos enfrascado en la realización de video. Resulta un tanto difícil, entre otros elementos, está la cuestión del presupuesto para una buena realización. El año pasado con tremendo sacrificio logramos el clip de Te pareces. Se pasó en algún momento por Lucas, sin embargo, no con el resultado que hubiéramos deseado. Quiero realizar un próximo clip con mejor calidad, ahora es que el audiovisual se está desarrollando en Santiago de Cuba, anteriormente muy pocos  realizadores tenían las condiciones óptimas. Te repito que yo estoy en Santiago y seguiré luchando por estar aquí, pero hay que valorar un poco más lo que sale del territorio, ese video que hicimos posee alta calidad;  también Morena Son acaba de realizar uno que igual les quedó bien, yo espero que lo pongan. No hace falta tampoco que sea La Habana, nosotros tenemos un canal, Tele Turquino, y es donde primero deben trasmitirse las producciones del Septeto Santiaguero, Okan, Karachi y todos los del patio que tengan un resultado. Aunque  existen otros mecanismos como la radio, el clip te permite visualizar la orquesta, su música, estar atento de una historia, en fin, valorar un trabajo conforme a los tiempos que corren.

Te pareces, está colocado en Youtube. Esta promoción en Internet me ha abierto muchas puertas para otros mercados de trabajo en el extranjero como México, y otros proyectos para el próximo año, por lo que es muy necesario todo este sustento audiovisual, es fundamental.

E: ¿Qué mensaje o sugerencia quisieras trasmitir a las instituciones y gestores culturales que pueden incidir en estos mecanismos promocionales?

Marta E: Me interesa resaltar el trabajo de los grupos femeninos en Santiago de Cuba. En la Habana se hacen festivales de agrupaciones femeninas, realizan maratones de música interpretada por féminas. Nosotros tenemos el talento para hacerlo, lo podemos lograr con las tres agrupaciones que existimos e invitadas de otras provincias. La cuestión es decidirse, porque hay que dar a conocer esta labor, nosotras tenemos la calidad como para -hablando popularmente-, coger una tarima y virarla al revés con la participación del público. Lo que no debe suceder es que seamos más conocidas en el extranjero que en nuestro lugar.

Quisiera incluso realizar colaboraciones con campañas de salud, acciones preventivas contra el VIH y las ITS; trabajos con la Federación de Mujeres. Incrementar las presentaciones en áreas como Cubanacán, Carretera del Morro. Santiago es una ciudad de alta convocatoria bailable y eso hay que aprovecharlo. Nosotros somos un país musical y culturalmente muy rico, además de que el nivel profesional de los músicos es alto. Todo está en que se le de a los espacios el ambiente propicio, si los vas a concebir o no con consumo de bebidas alcohólicas, por ejemplo, y las personas luego se adaptan.  En todos los lugares ahora sólo quieren poner música grabada y espectáculos con pantallas, que gustan mucho a la juventud, es cierto, pero tampoco es la única opción que musicalmente se les puede mostrar.

Para concluir deseo acotar un aspecto que es definitorio para sostener todo el trabajo, y es el hecho de las relaciones humanas dentro de la agrupación. Todas nos llevamos bien, eso no es tan sencillo, por supuesto hay diferentes caracteres, pero existe esa solidaridad femenina, al escenario no nos podemos subir con problemas, hay que entregarse al trabajo, y se logra entre las muchachas. Hasta ahora me funciona bien, nos ayudamos, compartimos, y gracias a esa cualidad, pienso que hemos logrado mantener la orquesta y llevarla adelante. Nos gusta el trabajo que estamos haciendo, nos sentimos como en familia. A mí me interesa este aspecto porque  hablar de una orquesta, además de su música, incluye también su vida social.

Asumo esta sea tan sólo la primera de otras conversaciones que de seguro la valía de sus propuestas musicales les ganará. Ojalá entonces, además de las voces de Marta Elena, Liudmila, Anita y Fabiola, el tiempo y las condiciones nos permitan escuchar a todas las muchachas que completan el trazo doce, quienes de seguro también tienen opiniones y experiencias para compartir, no sólo conmigo, sino con todos los que ahora mismo siguen la tecla y desean encontrar el sonido Okan. Por lo pronto que la Fiesta del Son y su Santiago, sean la gran casa donde siempre podamos encontrarles.

 
Únete en Facebook

Ballet de Camaguey

Vínculo al Sitio La Papeleta

EcuRed: Enciclopedia cubana. Conocimiento con todos y para todos