800x6001024x768Auto Width
Celebrado los 10 años del Monumento al Cimarrón en la Fiesta del Fuego PDF Imprimir E-mail
Escrito por Yucelyn Rabanal Ojeda   
Domingo, 08 de Julio de 2007 10:56

 Una impresionante expresión artística se encuentra asentada en La Loma de los Chivos, una de las más altas elevaciones del poblado de El Cobre en Santiago de Cuba: el Monumento al Cimarrón. Como reflejo de la cultura caribeña, la cultura que sembró el esclavo el obelisco, producto de la creación del destacado escultor santiaguero Alberto Lescay Merencio, cumplió ayer sábado su décimo aniversario de creado.

 Una impresionante expresión artística se encuentra asentada en La Loma de los Chivos, una de las más altas elevaciones del poblado de El Cobre en Santiago de Cuba: el Monumento al Cimarrón. Como reflejo de la cultura caribeña, la cultura que sembró el esclavo el obelisco, producto de la creación del destacado escultor santiaguero Alberto Lescay Merencio, cumplió ayer sábado su décimo aniversario de creado.

En saludo a esta fecha tuvo lugar en el transurso del día una amplia jornada cultural. Con el panel denominado "Cimarronaje en el Caribe" en el teatro Heredia se dio inicio a un cúmulo de acciones en la orbe santiaguera.En la cita tuvo lugar varias ponencias relacionadas con el cimarronaje. Dentro de las mismas se destacaron la llevada a cabo por el Dr. Miguel Barnet bajo el nombre de "El concepto de cimarronaje como cultura de la resistencia. Los abuelos de la Patria", así como "El carnaval cimarrón dominicano", a cargo de Dagoberto Tejada.

En el encuentro se presentaron además la multimedia "Mis cimarrones de Bronce" de Alberto Lescay por la Lic. Lourdes Jacobo y el libro Bembé para cimarrones de la Dra. Ana Cairo por Roberto Zurbano.

En horas de la tarde se realizó, como ya es habitual en el marco de la Fiesta del Fuego, una ceremonia mágico-religiosa junto al monumento como especie de Espectáculo homenaje a la rebeldía esclava. Se hicieron partícipes de la singular cita autoridades políticas y gubernamentales de la ciudad, directivos del sector de la cultura y varios artistas y personalidades de las 20 delegaciones al XVII Festival del Caribe además del propio autor.

La parte cultural del encuentro estuvo representada por la Compañía Ballet Folclórico Cutumba con la presentación de la obra "Trilogía Africana", obra que cuenta con la coreografía de Juan Teodoro Florentino y que aborda la transculturación de la población cubana ejemplificada en el Cimarrón.

Además,“Voces del Milagro”, una agrupación vocal que tuvo sus orígenes entre cantores del poblado de El Cobre y otros artistas de la danza, escenificaron en una explanada cantos y bailes folclóricos de raíces netamente africanas.

 La ceremonia mágico-religiosa fue efectuada entre el fuego de numerosas hogueras, los ritos y el aguardiente y por supuesto que no se hizo esperar el sacrificio de animales para ofrendar a los espíritus y servir como alimento a hombres y mujeres en un paraje natural.

Perpetuando la rebeldía de los esclavos africanos traídos a América, el Monumento al Cimarrón ha sido objeto de disímiles elogios entre los que sobresale el efectuado por el poeta brasileño Thiago de Melo quien afirma que "el cimarrón no es sólo signo de rebeldía, sino que también acompaña el espíritu mismo del pueblo de Cuba y de todos los pueblos que buscan su afirmación soberana".

Otro destacado intelectual que ha emitido un criterio con respecto al obelisco es Abel Prieto, Ministro de Cultura de Cuba, al expresar que "Lo que resultaba un pájaro desde allá es visto desde aquí una mano, la mano del hombre emancipado…de modo que la figura da esa imagen de resistencia, de emancipación, de síntesis… Doudou Diéne proponía que habría desde ahora un intercambio de miradas eterna entre el Santuario donde está la patrona de Cuba y el Santuario del Cimarrón. Yo creo que hemos sembrado ese intercambio de miradas para la eternidad. Eso es un aporte que ha hecho Lescay y hay que felicitarlo…”

Auspiciada por la Casa del Caribe y con el financiamiento de la División de Proyectos Culturales de la UNESCO y el gobierno de la provincia de Santiago de Cuba, la obra fue ejecutada por la Fundación Caguayo formando parte del proyecto de la UNESCO la "Ruta del Esclavo".

La estatua en homenaje al cimarrón constituye hoy por hoy un monumento que se ha tornado escala y punto de reflexión sobre el valor que tiene la resistencia frente a la opresión y las injusticias.Es por ello que, a 10 años de su inauguración en las minas de El Cobre, el pueblo santiaguero junto a representantes de otra veintena de naciones se unen en un mismo espacio para homenajear una fascinante creación que rinde tributo a la rebeldía de nuestros antepasados.

Última actualización el Lunes, 09 de Julio de 2007 07:01
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar